Ser Ciudadano del Mundo

Todo el mundo es ciudadano, con frecuencia de más de un grupo: el país o estado propio, la comunidad escolar, el mundo en línea de internet.

ciudadano del mundoTodas las personas alrededor del mundo tenemos una determinada cosmovisión basada en nuestra cultura y la forma en que vemos al mundo y sus costumbres así como acciones o pensamientos; un ciudadano del mundo es aquel que acepta que como seres humanos tenemos diferencias mínimas pero que a su vez grandes similitudes.

El ciudadano del mundo no se cierra a una idea patriótica de su propio país sino que considera al mundo como un lugar para vacacionar, estudiar, desarrollarse, conocer, vivir y generar acciones conjuntas que beneficien a todos por igual ya que al final somos parte de la sociedad mundial y los sucesos que pasen en un lugar pueden ayudar o perjudicar al mundo por completo.

Gracias a esta visión se han podido llevar a cabo importantes estudios en el mundo de la ciencia; astronautas de Estados Unidos conviven con astronautas rusos en la estación espacial, el colisionador Suizo cuenta con científicos de una gran cantidad de países que contribuyen a una investigación importante sin importar la nacionalidad.

Quizás el ejemplo más obvio de que somos ciudadanos del mundo y no solo de un determinado país son los organismos internacionales que se han estado creando a lo largo de la historia para tomar decisiones conjuntas por personas de todo el mundo como: La ONU, la UNICEF, el FMI, el BID, el BM y muchos otros que coadyuvan entre sí para una vida de calidad.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos creada a partir de esta visión de ciudadanos globales define muchos de los derechos que como ciudadanos del mundo tenemos; en su artículo 7; estipula que todos somos iguales ante la ley, en el artículo 18 que todas las personas tienen el derecho de libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Algunos de sus derechos esenciales nos dicen que tenemos derecho de:

  • Libertad de movimiento para emigrar/inmigrar.
  • Derecho a contraer matrimonio y fundar una familia.
  • Derecho a un nivel de vida adecuado para la salud y el bienestar.